Locales | NARCOTRÁFICO

Gendarme de Jesús María detenido por escándalo narco en Itatí

Es el segundo comandante Alcaraz. Trabajaba en la repartición Comando y Servicios en la Escuela de Suboficiales. Integraba la megabanda desarticulada en las últimas horas.

miércoles, 15 de marzo de 2017 - 07:40 a.m.






Según informaron fuentes con acceso a la investigación que lleva adelante el juez Sergio Torres, titular del Juzgado N° 12 de Capital Federal, cerca de las 8 de ayer ingresó una comitiva especial en la Escuela de Suboficiales y detuvo a Gabriel Fernando Alcaraz (37), quien se desempeña como instructor en segundo año.

Alcaraz ostenta la jerarquía de segundo comandante. Trabajaba en la repartición Comando y Servicios, una división interna de Gendarmería  y hacía un año que había llegado a la sede de Jesús María, de la que ayer salió esposado.

Su anterior destino había sido el Escuadrón 47 de la ciudad correntina de Ituzaingó. Desde aquel tiempo está en la mira de los investigadores.

 

Tras su detención, se ordenaron diferentes allanamientos en su domicilio particular en Jesús María así como en viviendas de allegados a él.

Desde Gendarmería se indicó ayer que Alcaraz ya fue apartado.

Toda la investigación está concentrada en el edificio Centinela que la fuerza tiene en Buenos Aires. Desde allí provino ayer la orden para detener a Alcaraz.

Los operativos en Jesús María fueron ejecutados por la Unidad de Procedimientos Judiciales y la Dirección de Drogas de la propia fuerza.

El teléfono celular de Alcaraz hacía bastante tiempo que estaba intervenido con orden judicial.

Megabanda

Según informó ayer la agencia Télam, el intendente de la localidad correntina de Itatí, Natividad “Roger” Terán (Frente para la Victoria), y su vice, Fabio Aquino, fueron detenidos en el marco de una megacausa por narcotráfico que incluyó un total de 46 allanamientos en los que además fueron apresados miembros de fuerzas de seguridad y un abogado.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo que se desarticuló una banda integrada por al menos 37 personas, que en un año “intentó” traficar 15 toneladas de marihuana y que reclutaba chicos en las puertas de las escuelas para hacerlos trabajar de “teros” para que alertaran sobre la presencia policial en el momento en que se traficaba 
la droga.

De acuerdo a los pesquisas, el intendente Terán aparece en escuchas telefónicas en las que se llama “surubí” o “dorado” a la droga enviada a Buenos Aires en base a si el envoltorio era color oro o plata, lo que diferenciaba su calidad.

En febrero, ya había sido detenida una hija de Terán.

En el denominado “Operativo Sapucay”, también fueron detenidos el comisario de Itatí, Diego Osvaldo Ocampo Alvarenga; el sargento Mario Oscar Molina y la agente Gabriela Natalia Quintana; el subcomisario de la delegación de la Policía Federal Argentina (PFA) Rubén Ernesto Ferreyra y su sargento Carlos Víctor López; además de Alcaraz.

Itatí se encuentra ubicada a 80 kilómetros de la capital correntina, sobre la costa del río Paraná en la frontera con Paraguay.

Todos los detenidos quedaron a disposición del juez Torres, a cargo de esta megacausa que es una derivación de un expediente iniciado en 2014 por el fiscal Carlos Stornelli por tráfico de estupefacientes en la Villa Zavaleta, del barrio porteño de Barracas.

fuente: La Voz y propias



Sucede Ahora